Boulder Valley School District

Actuando en representación del distrito durante la pandemia, los enlaces comunitarios reafirman su papel crítico en el BVSD

Actuando en representación del distrito durante la pandemia, los enlaces comunitarios reafirman su papel crítico en el BVSD
Randy Barber

Cada martes y jueves muchos empleados del BVSD se ponen en marcha para recoger alimentos, libros y útiles escolares, para después llevarlos personalmente a los domicilios de las familias más vulnerables del distrito.

Este grupo resiliente, compuesto en mayor parte de personas de enlace comunitarias, no ha dejado que la nieve, lluvia, calor o hasta el peligro de COVID-19 impida su trabajo. En los días después de que las escuelas cerraron debido al coronavirus, los enlaces se ofrecieron para apoyar a las familias que por alguna razón no podían salir de sus hogares durante esta crisis.

«Este ejército de voluntarios apareció con gran generosidad y espíritu de equipo», dijo Ari Gerzon-Kessler, director de Equidad y Colaboración del BVSD. 

Recientemente los medios de comunicación siguieron a dos de las personas de enlace para preescolar del BVSD, a fin de capturar un ejemplo del trabajo que ha hecho nuestro equipo. CBS4 observó a Caitlin Guerrie, que trabaja para la Escuela Primaria Birch en Broomfield y Daily Camera siguió a Fabi Gomez, de la Escuela Primaria Alicia Sanchez.
 

El trabajo surge de la necesidad

Gerzon-Kessler dice que esta iniciativa fue creada cuando él y su equipo se dieron cuenta de que muchas familias pasarían hambre sin la ayuda del BVSD.

«Estaban a punto de comenzar las vacaciones de primavera y sabía que la distribución de alimentos de emergencia se iba a suspender», recuerda Gerzon-Kessler. «Se me ocurrió que las familias tendrían que sobrevivir durante los próximos 12 días con la comida que ya recibieron».

En colaboración con el Departamento de Servicios Alimenticios del BVSD y la fundación del distrito, Impacto en la Educación, organizaron un servicio especial de entregas para las familias más necesitadas.

«Repartimos tarjetas de regalo y bolsas de alimentos para que nuestras familias no pasaran hambre», dijo Gerzon-Kessler.

Dice que los empleados que representan las escuelas del BVSD —personas de enlace, directores, consejeros y otros— inmediatamente se ofrecieron para ayudar.

«Se han hecho cargo. Es muy inspirador», dijo Gerzon-Kessler. «Como todo esto sucedió durante las vacaciones de primavera, no recibieron pago a pesar de que les tomó casi todo el día miércoles hacerlo».

Una persona de confianza durante la crisis


Además de apreciar el apoyo, las familias estaban agradecidas de ver a alguien de confianza durante estos tiempos turbulentos. 

«Es muy valioso. Se les iluminan los ojos cuando me ven», dijo Gomez. «A las familias les ha encantado el hecho de que no están solas. Es difícil cuando uno está aislado. Estas son condiciones difíciles. Para ellos es increíblemente importante saber que estamos aquí y que nos preocupamos por ellos. Se sienten conectados». 

«No se trata solamente de los recursos que están entregando a las familias. Estos son los únicos representantes del BVSD que están viendo cara a cara, a cierta distancia», dijo Gerzon-Kessler. 

«Cuando visitan sus domicilios e interactúan de manera segura con las familias, también están recibiendo información que puede apoyar a nuestros maestros, directores y otros empleados. Su perspectiva es algo que nos puede ayudar a mejor identificar y satisfacer las necesidades».

«Creo que estas conversaciones que toman lugar en sus entradas principales nos dan una idea más auténtica de lo que realmente necesitan», dijo Gerzon-Kessler. «La situación cambia cuando desocupamos la posición de autoridad que tenemos si les pedimos a las familias que nos visiten. En vez de reunirnos en un salón o los pasillos de las escuelas, cuando estamos parados frente a su entrada principal creo que las familias se sienten más dispuestas a ser más sinceras y transparentes con respecto a lo positivo, lo que necesitan y las cosas que más les ayudará a ellos y sus estudiantes».

Esta es una de las mayores razones por la que el equipo de Equidad y Colaboración se asoció con los líderes del distrito para autorizar y ampliar el trabajo de las personas de enlace. Ahora cuando los visitan les pueden dar aún más recursos. Esto incluye asegurarse de que las familias tengan acceso a internet y hasta ir a la farmacia en su lugar. Todo lo que las familias necesiten.

«Es lógico y natural que las personas de enlace reciban una cantidad de libros que puedan distribuir, porque están reemplazando las bibliotecas y tiendas de libros para las familias. También están reemplazando los supermercados y farmacias para las familias que no pueden salir de sus hogares en este momento», dijo Gerzon-Kessler.

Un puente sobre aguas turbulentas

Las personas de enlace consideran que están construyendo puentes dentro de la comunidad. 

«Soy la conexión entre las familias, las escuelas y lo que necesitan para aprender», dijo Gomez.

«A veces significa crear un enlace entre las iniciativas los departamentos», añadió Guerrie.

Las dos han estado elaborando estas conexiones y relaciones desde el comienzo del año escolar. Todos los años el personal de educación preescolar (ECE) del BVSD —maestros, auxiliares de maestro y enlaces comunitarios— visitan los domicilios de los estudiantes.

«Como una madre me identifico con ellos. Me comunico con ellos como una empleada del BVSD. Les presento personas diferentes o les ayudo a navegar el sistema. Es difícil conocer el distrito si no hablas el idioma o no conoces el sistema o es tu primer estudiante. Puede ser muy difícil», dijo Gomez.

Con las 50 a 60 visitas que hace todos los años, dice que ella y los otros miembros del equipo ECE llegan a conocer a las familias mucho más a fondo, al igual que las maneras en las que el distrito las puede apoyar. Además, las familias sienten que ya tienen un aliado de confianza en la escuela sin haber tenido que visitarlo todavía.

«Es muy impactante», dijo Gomez. «Cuando entran al edificio ya conocen a alguien y tienen esa conexión con ellos. Así las cosas son mucho más fáciles. Cuando conocen a alguien, sienten más confianza».

«Algunas familias me dicen ‘perdón por ocupar todo su tiempo’», dijo Guerrie. «Les digo ‘no, por eso estoy aquí. Para que ustedes tengan este espacio en el que no se sientan aislados, aún si solo es por un tiempo corto’.  Es importante que puedan depender de alguien y llamarlos cuando necesitan ayuda».

Durante los últimos dos años el equipo de Equidad y Colaboración ha animado a todos los maestros a hacer visitas en casa, a fin de fortalecer su conexión con las familias. Esta pandemia ha resaltado el papel de las personas de enlace y la importancia de las relaciones que forjan.

«A pesar de que los apreciábamos antes, ahora todos se están dando cuenta de lo esenciales que son», dijo Gerzon-Kessler. «Las escuelas están notando esa brecha y están tratando de solucionar el problema. Se han tomado cargo como un sistema y se están enfrentando a este nuevo desafío. Su generosidad y fiabilidad durante estos tiempos difíciles ha sido fenomenal».
 

Satisfaciendo las necesidades fundamentales de las familias

Aunque el apoyo que brindan las personas de enlace siempre ha sido necesario, es aún más crítico durante esta crisis inaudita. Con la repentina recesión económica y las órdenes de permanecer en casa, más familias que nunca necesitan a alguien que las ayude.

«En el condado de Boulder hay más necesidades de las que podemos satisfacer», dijo Gerzon-Kessler. «Uno de mis deseos más fuertes es que las mismas familias y personas de enlace puedan comunicar todas sus necesidades, para que los podamos servir mejor en el futuro».

Las situaciones que están presenciando las personas de enlace son trágicas.

Una de las enlaces que sirve a una escuela secundaria del BVSD trabaja con 31 familias. Solo dos de ellas tienen trabajo.

«Estas circunstancias son peores de lo que nos pudimos haber imaginado», dijo Guerrie. «Me siento aliviada de tener líderes [en el Distrito Escolar del Valle de Boulder] que se preocupan, desde el nivel más alto, por nuestras familias».

Gerzon-Kessler dice que el personal en Platt trabaja con una familia que tiene varios hijos, y que perdió su auto cinco días antes de nacer su bebé.

«Hubieran estado sufriendo solos y sin ayuda si Brooke, la directora, y Dawne, su consejera, no se hubieran ofrecido para ayudar y traerles las cosas que necesitaban», dijo Gerzon-Kessler.

Sabiendo que la necesidad existe, varias personas de enlace ya se han ofrecido para continuar trabajando durante el verano, a pesar de que su contrato laboral normalmente termina al final del año escolar.

 

Apoye las iniciativas: Haga una donativo a Impacto en la Educación

Aunque muchas de nuestras familias están sufriendo, si usted puede ayudar a los miembros de nuestra comunidad considere hacer un donativo al Fondo para necesidades críticas de Impacto en la Educación. Nuestra fundación está recaudando fondos para seguir apoyando a nuestras familias durante estos tiempos difíciles, al igual que ayudar a los estudiantes que no han tenido acceso equitativo a su educación a través del aprendizaje en casa.

Aprenda más sobre Impacto en la Educación y sus iniciativas


 

Recent Stories

No post to display.