Boulder Valley School District

Ann Cooper se acerca a la jubilación, pero dice que su trabajo no ha terminado

Ann Cooper with students in cafeteria
Randy Barber

La "Cocinera Escolar Renegada" revolucionó los almuerzos escolares y convirtió al BVSD en un ejemplo nacional

Durante más de dos décadas la Chef Ann Cooper ha sido una fuerza digna de respeto, trabajando incansablemente para llamar la atención y efectuar cambios en los almuerzos escolares de todo el país. Aquí en el Distrito Escolar del Valle de Boulder, como directora ejecutiva de Servicios Alimenticios, Cooper ―que planea jubilarse a finales de diciembre― ha tenido la oportunidad de mostrar al mundo que sus aspiraciones de servir a los estudiantes comidas sanas, frescas y deliciosas no sólo son posibles, sino necesarias.

"A las personas les importa los alimentos que damos a nuestros hijos. Se han preocupado por tener alimentos más sanos", dijo Cooper. "Han ayudado no sólo a que esto suceda sino a que se mantenga. Siempre estaré agradecida por eso".

La lucha por hacer que el almuerzo escolar sea más saludable y fresco

No siempre ha sido así. Cooper, graduada del Instituto Culinario de América y chef desde hace más de 40 años, dice que cuando se dedicó a la comida escolar hace 21 años, en 1999, el almuerzo escolar estaba en gran parte preempaquetado, no era saludable y probablemente seguiría siendo así. 

"Al principio tuve una enorme cantidad de presión por parte del personal y de los padres", recuerda Cooper. 

No tuvo miedo de enfrentarse a los alimentos favoritos de la escuela desde hace mucho tiempo, como la leche con chocolate o los pastelitos. 

"En una reunión del Consejo de Educación hace años se presentó una gran cantidad de prensa, porque pensaron que no habría más pastelitos. Como si necesitáramos más pastelitos en el mundo", dijo Cooper riéndose. 

Cooper no se dio por vencida. Reclutó a 'familias fundadoras' que ayudaron a lanzar la iniciativa y, con su apoyo, solía trabajar de forma constante para cambiar la percepción. 

"Todos estos años después la comunidad generalmente ha apoyado mucho lo que hemos estado haciendo y ha sido gratificante", dijo Cooper.

MÁS INFORMACIÓN: Proyecto de alimentos escolares del BVSD
 

Establecer cambios a escala nacional

Lo que es realmente sorprendente es que esta "Cocinera Escolar Renegada" ha ayudado a cambiar el almuerzo escolar aquí en el BVSD, y todo el país, al ayudar a entablar una conversación a nivel nacional. 

"La comida escolar no era un tema de conversación", recuerda Cooper. "Sí, había pequeños grupos de personas que hablaban de ello, pero en cuanto a una conversación nacional, no era algo de lo que se hablara. Mi fundación empujó. Otros grupos presionaron y creo que la USDA escuchó. Vimos muchos cambios positivos". 

En 2009, Cooper fundó la Fundación Chef Ann, una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a las escuelas a tomar medidas para que todos los niños estén bien alimentados y listos para aprender.

"Creo que mi trabajo, y otros que creyeron en esto, en realidad cambió la forma en cómo se hacen las cosas en la comida escolar", dijo Cooper, mientras que también dio mucho crédito a la administración de Obama y específicamente a la ex Primera Dama Michelle Obama. 

"Estoy muy agradecida de haber podido trabajar con Michelle Obama y la campaña Let's Move", dijo Cooper. "Fue una increíble animadora". 

Pero el trabajo no ha terminado. Aunque planea jubilarse, dice que espera con interés la nueva administración en la Casa Blanca y confía en poder apoyar su trabajo, el cual espera que promueva su mayor aspiración. 

"Debería ser un derecho de nacimiento en nuestro país que cada niño, cada día tenga comida sana y que ningún niño sienta hambre. La comunidad de Boulder está a favor. El distrito escolar lo ha apoyado. Necesitamos que todo el país lo apoye. Necesitamos que todo el país lo apoye y espero que lo logremos", dijo Cooper.

Apoyar a los agricultores y productores de alimentos locales

Según Cooper, uno de sus mayores logros es que el 25 por ciento de los alimentos que compra el BVSD son locales y regionales. 

“Muchas personas han puesto de su parte”, explicó Cooper. "Llegar al 25 por ciento de alimentos locales y regionales es bastante único".

Por lo general, los alimentos viajan entre 1500 y 2000 millas antes de llegar a las cafeterías de nuestras escuelas. Aquí en el Valle de Boulder, Cooper ha hecho todo lo posible para reclutar agricultores y productores locales para que proporcionen los ingredientes necesarios.

“Apoyamos a nuestra comunidad. Apoyamos a las personas cuyos dólares de los impuestos ayudan a subsidiar el distrito”, dijo Cooper. "Además, esto les da a nuestros estudiantes acceso diario a alimentos frescos y saludables".

“Recibimos nuestros tamales de La Casita en Denver, bagels de Moe's Bagels, tortillas de Tortilla Company y potstickers de Sisters 'Pantry”, dijo Cooper.

El gran sueño de la chef Ann se hace realidad

El nuevo Centro Culinario del BVSD, que abrió la primavera pasada, está apoyando estos esfuerzos. 

Sus congeladores, refrigeradores y almacenamiento en seco más grandes han proporcionado al distrito 5000 pies cuadrados de almacenamiento de alimentos. Esto permite que el BVSD aumente la cantidad de alimentos que el distrito puede comprar a granel, reduciendo así los costos. Gran parte de su mayor poder adquisitivo se dirige a adquirir alimentos frescos de los agricultores y productores locales.

Además del espacio de almacenamiento adicional, la eficiencia diaria aumentará a medida que la producción esté centralizada, lo que resultará en ahorros de costos adicionales en las 14000 comidas cocinadas a diario por los Servicios Alimenticios del BVSD. 

Desafortunadamente, esto no se ha comprendido por completo debido a los impactos de la pandemia.

“Me entristece que el Centro Culinario no haya tenido la oportunidad de hacer todo lo que teníamos planeado, debido a COVID”, dijo Cooper. 

Ella conoce el potencial del nuevo centro y de su equipo.

“Lamento no estar ahí para dirigir el resto del desarrollo y todas las cosas nuevas que se pueden dar, pero por otro lado, acabo de cumplir 67 años y he estado trabajando desde que tenía 17, así que son muchos años. Ya es hora de hacer algo más."

Viajar en un cámper, pero no hacia el atardecer

Cooper planea retirarse a finales de diciembre y ya ha comenzado los preparativos para su nueva aventura.

“Acabo de comprar un cámper y quiero comenzar a viajar a nivel nacional”, dijo Cooper. “Uno de los primeros lugares a los que voy a visitar es el noroeste del Pacífico. Tengo algunos amigos allí y no los he visto en mucho tiempo ".

Tiene la intención de recorrer el país antes de instalarse en una nueva casa que está construyendo en Grand Junction, Colorado.

“Mi familia vive en la costa este y no he visto a mi madre de 91 años por más de un año porque no podía viajar”, dijo Cooper.

Sin embargo, no planea desvanecerse en el atardecer. Ella seguirá jugando un papel importante en la alimentación escolar, a través de su fundación. También continuará sirviendo en el Consejo Asesor de Sistemas Alimentarios de Colorado, un comité designado por el gobernador para trabajar en cuestiones de alimentación y agricultura.

Con tanta pasión por la alimentación escolar, quizás se pregunte por qué Cooper ha decidido jubilarse ahora. Ella dice que fue la pandemia lo que cambió su perspectiva.

"Estoy empezando a sentirme más mortal que nunca en toda mi vida", admitió Cooper. “Creo que después de todos estos años de trabajo, quiero más tiempo para jugar. Nadie sabe lo que va a pasar. Tal vez viva 20 años, pero tal vez viva 20 meses.”
 

Un millón de comidas durante la pandemia

No hay duda de que Cooper llegará a la cima. Ella y su equipo atienden a más estudiantes que nunca antes, asegurando que las familias del BVSD no pasen hambre durante estos tiempos difíciles. 

Fiel a su estilo, es rápida para dirigir la atención hacia su equipo y sus valientes esfuerzos. 

"Siempre he estado muy orgullosa de ellos, pero desde marzo hemos servido un millón de comidas a personas hambrientas en nuestra comunidad. Nos hemos convertido en la mayor organización de ayuda al hambre de nuestra zona", dijo Cooper. 

"Nuestras cocineras escolares, y la mayoría de ellas son mujeres, han pasado a ser personal de primera línea en lugar de solo cocineras. Todos los días están ahí fuera, alimentando a la gente, empaquetando y cocinando alimentos durante esta pandemia. No podría estar más orgullosa del equipo por avanzar y hacer esto", añadió Cooper.


VEA: Héroes del BVSD: Distribución de alimentos


 

Recent Stories

No post to display.