Boulder Valley School District

El aprendizaje remoto sigue evolucionando 

students in music class outside,teacher with computer of kids online
Jodie Carroll

 

Cuando las escuelas se volvieron remotas la primavera pasada debido a la pandemia, los maestros tuvieron que tomar decisiones rápidas sobre cómo crear un entorno en línea que mantuviera a los estudiantes enfocados, comprometidos y conectados. Su transición fue heroica por decir lo menos. Un año después, continúan mejorando el aprendizaje en línea e incluso han visto algunos cambios positivos por parte de los estudiantes.

A pesar de que muchos estudiantes han vuelto al aprendizaje en persona, en la actualidad todavía hay alrededor del 25% de los estudiantes que están completamente remotos, y ese número es más alto para los estudiantes de preparatoria (33%) y ligeramente más bajo para los estudiantes de primaria (21%).

Mantener a los estudiantes remotos motivados y enfocados en su trabajo ha sido un reto para los maestros. Pero una de las cosas que hacen de manera consistente es ser positivos, intentando nuevas actividades y manteniendo a los alumnos contentos.

“Los estudiantes siempre son la primera prioridad”, comentó Kelly Marcus, maestra en la Primaria Heatherwood. “Evaluamos nuestros estándares y el plan de estudios y decidimos qué necesitamos enseñar. Pero a fin de cuentas lo más importante para nosotros es conectarnos con los chicos, asegurarnos de que ellos también estén conectados, motivados y en comunicación con sus amigos. Mantener a los estudiantes felices y mentalmente saludables los llevará a tener éxito académico”.

Marcus enseña en Heatherwood al lado de su compañera Brittany Hadlow. Enseña desde su casa mientras que Hadlow enseña en persona. Aunque las dos están en lugares diferentes y solo se han reunido cuatro veces en persona, se asocian para enseñar una sola clase cohesiva. Los alumnos, tanto presenciales como en casa, las conocen a ellas dos y también se conocen entre ellos. 

“Lo que ha sido bueno es que cuando revisan el trabajo de sus compañeros, les pido a algunos de mis estudiantes presenciales que se conecten en línea con sus compañeros virtuales para editar su trabajo también”, dijo Hadlow. “Juntamos algunos de los alumnos remotos con los estudiantes presenciales para ver videos y después entablar conversaciones colaborativas. Tenemos cuidado con la manera en que juntamos a los estudiantes porque también queremos aplicar un elemento socioemocional”. 

Los maestros han comenzado a recibir mucho más apoyo de los mismos estudiantes, quienes trabajan para incluir a sus compañeros remotos. 

“Los alumnos son muy amables los unos con los otros”, añadió Shea-Bower. “Hay un gran acuerdo entre todos. Yo lo resalto, pero cuando escucho las conversaciones en grupos pequeños los escucho decir ‘No hemos escuchado de x [cierto estudiante] y sabemos que necesitamos escuchar a todos en el grupo’. Es algo que he tratado de hacer un enfoque a lo largo de los años, pero por alguna razón la formalidad de reunirse en Google Meet les hace reconocer más la importancia de escuchar a todos. Es algo bastante importante”.

Los maestros también han notado que algunos de los alumnos remotos están comenzando a pensar de una manera diferente y más organizada. 

“Yo sé que podría repetir todas las cosas terribles que sucedieron durante COVID, pero tratamos de enfocarnos en las cosas positivas”, dijo Marcus. “Hablamos de las maneras en que esto ha cambiado nuestra manera de pensar y la de nuestros chicos. Hemos hablado con nuestros estudiantes y muchos de ellos sienten que están más organizados. Están mucho más organizados porque lo tienen que ser, en particular los alumnos remotos. Tienen que poner atención: ¿Qué horas son? ¿A dónde tengo que ir? ¿Terminé todo mi trabajo? ¿Dónde están los recursos que necesito en Schoology?”

Los maestros virtuales también han cambiado su manera de pensar, analizando detenidamente sus lecciones y encontrando cómo mejorarlas.

“Creo que esto ha vigorizado las prácticas de enseñanza porque nos ha forzado a hacer la pregunta: ¿por qué hacemos las cosas de esta manera?” añadió Marcus. “¿Cómo puedo cambiar las cosas para que los chicos puedan conectarse con el mundo a través de lo que están haciendo ahora mismo?”

Hadlow también añadió: “Todos los años enseño un grado diferente, por lo que siempre he tenido que comenzar desde cero. Esto presenta un mayor desafío para los maestros que enseñan los mismos niveles. Todos tienen sus propias tradiciones. Creo que COVID le ha enseñado a todos que el cambio es difícil pero necesario. Todos los años les enseño sobre los duendes irlandeses durante esa unidad. [Este año] los duendes no podrán visitarlos a sus casas con escarcha decorativa, entonces ¿cómo haré para seguir mis tradiciones en este nuevo ambiente? O no lo sigo y hago algo diferente, o le pongo más esfuerzo y si no tengo éxito digo ‘eso fue divertido’ o hago algo nuevo y es genial y puedo decir ‘ahora estoy haciendo las cosas mejor'''.

Erin Shea-Bower, maestra de 4to y 5to grado en la Primaria Crest View solo ha enseñado a estudiantes en línea este año. Ha mantenido el interés de sus estudiantes en línea manteniendo las cosas interesantes.

"Me siento más obligada a usar cosas que son de la vieja escuela porque estamos mucho en la computadora", dijo Shea-Bower. “No se parece en nada a lo que hicimos antes, pero también estoy aprovechando los recursos que tuvimos a lo largo de los años. Estoy tratando de encontrar formas que hagan que los niños sientan que es genial, atractivo e interesante de alguna manera”.

Para una unidad de matemáticas reciente, los estudiantes de Shea-Bower pensaron en la actividad ellos mismos y ella los empoderó usando su idea.

"Decidieron que sería genial si inventaran sus propios misterios de estimación", dijo Shea-Bower. “Me dijeron, 'sí, podríamos hacer eso fácilmente en la presentación de diapositivas'. Entonces yo dije, 'bingo, lo pensaron, lo aceptaron, es un gran pensamiento matemático, y luego se van socializar compartiendo en grupos de trabajo. ¡Sí! Estamos haciendo eso. No importa lo que dije antes, aquí estamos cambiando de marcha ".

Los profesores y los alumnos se han adaptado al entorno en línea y siguen evolucionando. ¿Es perfecto el aprendizaje en línea? No. Hay niños que tienen dificultades en línea y, a veces, hay problemas de conectividad a internet. Pero con el uso de salas de grupos en línea, actividades creativas y atractivas, mejoras en las lecciones y colaboración entre compañeros, los estudiantes en línea continúan recibiendo apoyo, siguen conectados y comprometidos con sus maestros y compañeros de clase.


 

Recent Stories

No post to display.