Boulder Valley School District

Los lunes siguen siendo esenciales como días de preparación

teachers in classroom setting up computers and cameras
Jodie Carroll

Nuestros maestros han sido héroes totales este año. No solo se han tenido que adaptar a nuevos métodos de aprendizaje (híbridos y hyflex) durante la pandemia, sino que también han tenido que crear nuevos planes de estudio que se adaptan a los estudiantes remotos. Literalmente están aprendiendo a la misma vez que enseñan. 

Durante este tiempo también han seguido cumpliendo con sus responsabilidades fuera del salón de clases: planificación, calificaciones, reuniones, apoyos estudiantiles, compras de útiles, etc. Esto presenta un desafío hasta durante los años escolares normales. Normalmente tienen algunas horas a lo largo de la semana y a menudo terminan trabajando durante las noches y los fines de semana también. 

Les ha tomado aún más tiempo hacer esos trabajos este año durante la pandemia. 

“La planificación para los maestros no se trata de hacer copias y preparar sus clases para esa semana”, dijo Erin Greenwood, maestra de 8.° grado de Ciencias de la Tierra y el Espacio en la Secundaria Platt. “Nuestra planificación incluye aprender nuevas tecnologías, personalizar la enseñanza para todos los estudiantes, crear nuevos materiales de aprendizaje para tres modos diferentes de enseñanza y el aprendizaje hyflex. Tienes que planificar para los estudiantes que están en el salón, los que están en casa y un gran número de alumnos que siempre están en el hogar. A veces esto requiere tres actividades diferentes”. 

“Aunque tenemos cuatro días de aprendizaje presencial, siempre vamos a tener estudiantes que se quedan en casa”, dijo Heather Peter, maestra de Lengua y Literatura en la Preparatoria Broomfield. “Seguiremos usando ese modelo híbrido. Pasamos una enorme cantidad de tiempo modificando nuestras lecciones para poderlas aplicar a ambos grupos de estudiantes”. 

En este momento alrededor del 25 % de estudiantes siguen participando en el aprendizaje totalmente remoto. Este número es más alto para los estudiantes de preparatoria (33 %) y un poco más bajo para los de primaria (21 %).

Debido a los horarios escolares necesarios durante la pandemia, los maestros pasan casi todo su tiempo de martes a viernes con sus estudiantes. Es por eso que usar los lunes como días de preparación es absolutamente crítico para los maestros. Les permite tener un día entero sin interrupciones para realizar esos trabajos que tienen que hacer fuera del salón: reuniones, apoyos estudiantiles, planificación, calificaciones, etc., y aún así muchas veces terminan trabajando durante las noches y los fines de semana.  

“Es totalmente necesario tener ese tiempo durante los lunes para revisar los estándares. Muchos de nosotros estamos usando lecciones que teníamos antes, pero que tenemos que aplicar a un formato completamente diferente este año”, dijo Bethany Konz, maestra de matemáticas de 6.° grado en la Secundaria Louisville. “Hemos tenido que actualizar las lecciones para que sigan siendo motivadoras en este ambiente. Es muy difícil para cualquier persona estar sentado sin hacer nada más que mirar al maestro en la pantalla. Por eso hemos tomado las lecciones que enseñamos antes y las hacemos digitales o las cambiamos para poder fomentar mayor interacción entre los chicos. Usamos todo tipo de programas en línea, como Pear Deck, para poder observar el trabajo de los estudiantes en tiempo real y ver sus respuestas. Por eso es tan importante diseñar lecciones motivadoras, pero se toma mucho tiempo. Hasta cuando ya tenemos una lección escrita, se toma mucho tiempo crear algo así que satisface las necesidades de nuestros alumnos y hace que el aprendizaje sea divertido”. 

“Como no tenemos días de inicio tardío o tiempo para reunirnos con otros maestros y los servicios de apoyo, los lunes ahora son indispensables para nosotros”, añadió Peter. “Nos da la oportunidad de tener reuniones de IEP, reuniones para mejorar las escuelas, tiempo de capacitación profesional, tiempo con nuestros colegas para reflexionar y analizar cómo estamos satisfaciendo las necesidades de nuestros estudiantes y decidir cómo modificar el plan de estudiantes para satisfacer sus necesidades. Tener ese tiempo incorporado en el horario, ya sea con días de inicio tardío como en el pasado o ahora con los lunes, tener la oportunidad de escuchar a todos en un salón —o Meet en este caso— es fundamental para el éxito de nuestros estudiantes”. 

Los lunes también les da a los estudiantes tiempo para reponer trabajo de la semana anterior, como tareas incompletas, hacer correcciones, terminar trabajos de sus maestros para ese día, practicar su vocabulario o ponerse al día con la lectura.

“Para los estudiantes de secundaria y preparatoria creo que tener un día de aprendizaje asincrónico es muy apropiado para su nivel de desarrollo”, añadió Greenwood. “Les da tiempo para reponer trabajo de la semana, hacer la lectura que quizás no tuvieron tiempo de hacer y comunicarse con sus maestros para pedir ayuda. Les da un día para tomarse las cosas más despacio y pensar sobre lo que están aprendiendo, corregir algunas de las cosas que los maestros calificaron y aprender cómo dirigir su propio aprendizaje. Por eso creo que generalmente ha sido muy positivo, en particular para los estudiantes entre 7.° grado y preparatoria, para aprender cómo ser independientes en esos días. Sabemos que eso es algo que necesitan aplicar en el futuro con su educación o en el trabajo. Ha sido un resultado positivo involuntario de usar los lunes como días de aprendizaje asincrónico”.

Seguiremos usando los lunes como días de preparación hasta el final del año debido a la incertidumbre causada por la pandemia y porque los estudiantes seguirán aprendiendo en casa al igual que en la escuela. 

“Los estudiantes quieren volver a tener cinco días por semana, y nosotros queremos lo mismo”, añadió Konz. “Muchos estamos ansiosos por llegar a agosto, regresar a la normalidad y comenzar de nuevo con nuestros estudiantes. Eso es lo que queremos, pero a la misma vez sabemos la importancia de estar seguros. Si queremos hacer el mejor trabajo posible en los cuatro días que pasamos con estudiantes, necesitamos usar ese tiempo para planificar y preparar lecciones excelentes, revisar el trabajo de los alumnos y hacer todas las cosas que necesitamos hacer como maestros”.


 

Recent Stories

No post to display.