Boulder Valley School District

Más allá de los simulacros - Capacitando a los empleados para reaccionar durante emergencias

safety drill training
Randy Barber

El BVSD tiene un sistema estratificado de medidas de seguridad para proteger a los estudiantes y las demás personas en nuestros edificios. Las medidas de seguridad incluyen, entre otras, capacitación, preparación y elementos físicos de seguridad en los edificios.

Los estudiantes, maestros y padres están familiarizados con los simulacros que practicamos regularmente en la escuela: cierres totales, incendios y tornados. Mientras que estos simulacros son una parte importante de la preparación en caso de emergencias, el BVSD también se esfuerza por ir mucho más allá cuando se trata de la seguridad. 


Practicando el plan
El agosto pasado, antes del regreso a clases, el personal de seguridad del BVSD su reunió en la Escuela Preparatoria Centaurus con representantes de la policía de Lafayette y el departamento de bomberos para realizar un entrenamiento de amenaza activa. Esa mañana, el grupo actuó en dos situaciones hipotéticas en las que un oficial de policía, jugando la parte de «el malo», entró a la escuela, lo cual activó los protocolos escolares de respuesta de seguridad. Estos protocolos se pueden encontrar en el Plan de operaciones de seguridad de la escuela, un documento en todas las escuelas que detalla cómo tomar acción en caso de varias emergencias diferentes. 

«Aunque practicamos los simulacros y hablamos de los procedimientos, lo que realmente causa que los empleados piensen en cómo reaccionarían en cualquier momento es su participación física en estas situaciones hipotéticas», explicó Brendan Sullivan, el director del Departamento de Seguridad del BVSD. 

Inmediatamente después de concluir el ejercicio, los participantes se reportaron con el personal de seguridad del BVSD y el departamento de policía. 

«Es importante que las personas sepan qué esperar durante una situación como esta y cómo podrían reaccionar individualmente ante situaciones estresantes», explicó Sullivan. «Participar en el ejercicio también les da a los empleados la oportunidad de ver cómo las demás personas en el edificio, ya sean otros empleados o la policía, o hasta el edificio mismo, podrían reaccionar durante una crisis». 

Elementos actualizados de seguridad, gracias al programa del bono

Durante los últimos años, gracias al programa Building for Student Success (construyendo el éxito estudiantil), el BVSD ha mejorado los elementos de seguridad de los edificios para aumentar el control del acceso a las escuelas y ampliar nuestra habilidad de supervisar los edificios. Las cerraduras de las puertas interiores y exteriores, en toda la escuela, se están actualizando para permitir la centralización de supervisión y control. Los nuevos controles para las puertas también permiten asegurar secciones de los pasillos interiores si surge la necesidad de aislar algún peligro dentro del edificio. También, el Departamento de Seguridad del BVSD puede saber si una puerta al exterior de la escuela se está manteniendo abierta, y pueden cerrar o abrir todas esas puertas remotamente. 

«Los nuevos elementos de seguridad que instalamos, gracias al bono, impidieron que el «intruso» accediera al interior de la escuela», dijo Sullivan acerca de uno de los ejercicios en la preparatoria Centaurus.

Entrenamientos personalizados para las escuelas
Según Sullivan, el BVSD rutinariamente organiza capacitaciones más pequeñas con las escuelas y los empleados. Ya se han llevado a cabo casi 40 este año escolar. Algunas de estas capacitaciones son presentaciones con conversaciones guiadas que permiten que los empleados hagan preguntas acerca de los protocolos y de cómo reaccionar en situaciones específicas. 

«Queremos repasar los protocolos que ya hemos establecido y desarrollar la habilidad de los empleados de visualizar su entorno y tomar decisiones durante una crisis», explicó Sullivan. 

Durante otras sesiones, los grupos quizás participen en ejercicios en sus mesas. A los participantes se les presenta una situación hipotética que podría suceder en una escuela y, junto con sus colegas, repasan las posibles maneras de reaccionar. Los grupos repasan todas las etapas de la situación, comenzando con el evento mismo y terminando con la reunión con los padres y el apoyo a los estudiantes y otros individuos afectados después de concluir el evento. 

«El entrenamiento con las situaciones hipotéticas sirve para reforzar las mejores prácticas e identificar cómo podemos mejorar», explicó Sullivan.

Teniendo siempre la seguridad de los estudiantes en mente
Ya que trabajan con los estudiantes a diario, es la responsabilidad legal del personal del BVSD estar conscientes de la seguridad y el bienestar de los estudiantes. Todos los años, el personal del BVSD recibe capacitaciones sobre temas que incluyen cómo identificar y reportar situaciones de abuso o negligencia infantil, cómo proteger la privacidad de los datos estudiantiles, los protocolos de respuesta estándar y cómo reportar comportamientos alarmantes de los estudiantes. Para apoyar este trabajo importante, contamos con un cuadro de terapeutas, equipos de evaluación de riesgo y un nuevo equipo multidisciplinario del distrito que ayuda a las escuelas a abordar comportamientos peligrosos. 

«Necesitamos trabajar juntos para mantener a nuestros estudiantes seguros», dijo Sullivan. 

No se olviden, ¡si ustedes o sus estudiantes ven algo, digan algo! Si se enteran de un posible peligro o ven algo fuera de lo común, contacten inmediatamente a la administración de su escuela, el Departamento de Seguridad del BVSD (720-561-5015) o al departamento local de policía.

ESTÉN LISTOS - En noviembre continuaremos con nuestra serie informativa acerca de la seguridad en las escuelas. Examinaremos el papel crucial que los orientadores escolares del BVSD juegan para apoyar y proteger a los estudiantes.


 

Recent Stories

No post to display.