Boulder Valley School District

A ‘night and day’ change in BVSD’s libraries 

A teacher speak sto students gathered in the renovated library at Southern Hills Middle School.
Susan Cousins

En español

Bond-funded renovations let teachers and students reimagine what libraries can be

Students dressed to impress for their court appearances review their prepared statements while they wait for their trials to get underway. The scene is the Broomfield High library and students are nervously waiting for their mock trials to start. 

“Today is exciting because the kids are able to use the library again for something that is meaningful to them,” explains Jane Schissel, Broomfield High School Teacher Librarian. “We are lucky to have this space. There is nowhere else in the school where we could have students in separate rooms like these.” 

Schissel is describing the new technology-equipped, library breakout rooms--some of the beneficial features of a 2018 renovation to the library which was part of Broomfield High’s Bond-funded construction project. Through the Bond Program, all schools were allocated funds specifically to create modern, innovative learning environments, along with other funding that was allocated for a variety of maintenance needs and other renovations. Many schools, like Broomfield High, chose to use the funds to update their libraries so that the benefits could reach the most students.

Schissel describes the change in how the library is used as “night and day.”

“It was always busy,” she says, “But how it is used has changed. It is used regularly by so many people for so many purposes.”


A whole new look and feel
The library renovation projects were shaped by BVSD’s Innovation Guiding Principles and share some common themes. The reimagined libraries host a variety of spaces, large and small, that work well for different purposes. There are maker spaces and studios for students to create in, small presentation areas, and larger spaces that work well for speakers or class discussions. 

Lightweight furniture in a variety of shapes and sizes can be easily rearranged to create a smaller space within a space. The nature of the furniture gives students a variety of seating options so they can choose what is comfortable. It also gives them control over how their learning space is arranged.

The library makeovers came at a time when the District was transitioning to more digital versions of books. Numerous hard copies of books that hadn’t been checked out in years were removed. Many other books were replaced with ebooks which means less shelving was required overall. Rows of 10’ bookshelves were replaced with shorter versions that open up the space, making it brighter and easier to supervise. Lower shelves also create more horizontal space for displays to draw kids to the books they are interested in. This works well with the District’s shift to arranging fiction books by genre so that students can more easily find the kind of books they enjoy. The brighter atmosphere and additional display space give the libraries a friendly, bookstore feel.


Libraries designed with students in mind
Schissel says that the students’ reaction to Broomfield’s renovated library was profound. 

“They knew they were in a space that was designed for them,” Schissel said. She went on to explain that the students feel like they are in a college library which makes them proud and inspires them to take care of it. 

The reimagined libraries are places students choose to be. At Southern Hills, students come to the library over their lunch period and have requested for it to be open before and after school. Students enjoy activities such as art journaling or coloring but also to take advantage of the resources the library offers for their schoolwork, such as the green room for creating multimedia or the small amphitheater for practicing History Day presentations. Broomfield High’s makerspace has LEGO bricks which have been used to support an urban planning unit as well as plenty of materials for projects which especially benefits students that may not be able to purchase them on their own, according to Schissel. 

Regina Hoskins, the teacher-librarian at Southern Hills Middle School says the change to the library has supported a larger districtwide shift in pedagogy that promotes kids being leaders of their own learning.  

“Kids can choose the kind of space they want to be in and it is available for them. It is exciting to see kids just run with something when they are given the opportunity to choose it,” Hoskins says.


A place for meaningful experiences
Shoshannah Turgel, Centaurus’s teacher librarian says that the new flexibility “is huge” because it allows for creativity. That new-found creativity is illustrated by the variety of events Turgel has hosted in the library, such as poetry readings, primary source speakers and authors, break dancing, and an Afro-Caribbean hip hop class. In February, Turgel hosted journalist and author Sonia Nazario as the culminating event to the school-wide reading of Enrique’s Journey, the story of a teenager’s journey from Honduras to find his immigrant mother in America. 

“It is so important for students to feel seen and welcome. I want to create memorable experiences for students in their space,” Turgel explained.

The first event to be held in the Broomfield High library following the renovation was a traveling exhibit from the Anne Frank museum. Students were trained to be docents by staff from the museum and over 800 students attended. 

“We wouldn’t have been able to do this without the library renovations,” Schissel commented.

Hoskins says the reimagined Southern Hills library is a place for community building for the school. She provides activities such as puzzles and breakout boxes for students to use during their lunch period or other free time. The school’s open enrollment tours start there, and it is sometimes the location for community meetings. In 2021, after the tragic King Soopers shooting, the library provided a welcoming, comfortable space for support and healing where counselors met with students and staff. In the fall of 2020 when in-person learning was very limited, Schissel worked with Broomfield High staff members to create a weekly video series in which they talked about a book that matters to them. The videos were filmed in the library, and the series was a way for the community to connect with each other at a time when they couldn’t be together. The library is also the location for “Round Table with Ramsey,” regular conversations students have with Broomfield High’s principal Ginger Ramsey.

“I’m so grateful to the taxpayers for creating this space,” Schissel commented. “I just can’t say ‘thank you’ enough.”  

======

 

Bond Report


In Boulder Valley, we are fortunate to have a community that understands learning environments matter and is willing to invest in that idea with their tax dollars. Since 2014, the District has invested those dollars to improve learning environments at every school through the Building for Student Success program. Taxpayer investments have created innovative learning environments intentionally designed to reflect the modern world BVSD students will transition into, and to cultivate the 21st Century skills they will need to meet the challenges of their future. District buildings are more water and energy-efficient and ready for renewable energy; new infrastructure supports the electrification of transportation; and building materials are recycled, recyclable, and durable. Most importantly, BVSD is teaching sustainability by example. Through the Bond Program, our community has invested in student health and safety. Projects have boosted our ability to provide fresh, scratch-cooked food; improved indoor air quality; and provided more access to exercise. Security improvements have made our buildings safer and helped students and staff feel safer. Our youngest learners have inspired preschool spaces designed just for them. Students who need a different kind of learning environment, have new spaces suited to their needs. We consistently hear from students and staff about how much learning environments matter in their daily experience. They appreciate the new  finishes, upgraded lighting, innovative spaces, modern furniture and equipment, and good air quality. Beyond the physical space, students and staff say it means so much to know their community cares enough to provide these spaces for them. None of this would have been possible without the financial support of our community. Learn more about how investments from the 2014 Bond Program have improved learning environments for all students in the final report, Built for Student Success [link]. [video link]


 


 

Un cambio como de la noche al día para las bibliotecas del BVSD 

Las renovaciones fundadas por el bono permiten a los maestros bibliotecarios replantear las bibliotecas

Los estudiantes, vestidos formalmente para sus citas en los tribunales, repasan las declaraciones que han preparado mientras  esperan el comienzo de sus juicios. La escena en la biblioteca de la Escuela Preparatoria Broomfield incluye a estudiantes que están esperando ansiosamente para que comiencen sus simulacros de juicios. 

“Hoy es emocionante porque los chicos podrán usar la biblioteca de nuevo para algo que es importante para ellos”, explica Jane Schissel, maestra bibliotecaria de la Escuela Preparatoria Broomfield. “Somos afortunados de tener este espacio. No hay ningún otro lugar en la escuela en donde podríamos separar a los alumnos en distintos salones como lo estamos haciendo aquí”. 

Schissel está describiendo uno de los numerosos beneficios de la renovación de la biblioteca que formó parte del proyecto de construcción fundado por el bono de la Escuela Preparatoria Broomfield. Mediante el Programa del Bono, todas las escuelas recibieron fondos específicamente para crear entornos de aprendizaje modernos e innovadores, junto con otros fondos designados para una variedad de necesidades de mantenimiento y otras renovaciones. Muchas escuelas como la Preparatoria Broomfield eligieron usar esos fondos para mejorar sus bibliotecas de manera que el mayor número de estudiantes podrían beneficiarse. 

Schissel dice que el cambio en el uso de la biblioteca es “como de la noche al día”.

“Siempre estaba concurrida”, dijo, “pero la manera en que la usamos ha cambiado. Hay muchas personas que la usan de forma rutinaria para muchas cosas diferentes”.


Una nueva imagen y sensación
Los proyectos de renovación de las bibliotecas fueron guiados por los Principios rectores de innovación del BVSD y comparten muchos de los mismos temas. Las bibliotecas replanteadas incluyen varios espacios diferentes, tanto grandes como pequeños, que tienen muchas funciones diferentes. Hay talleres y estudios en donde los estudiantes pueden elaborar proyectos, áreas pequeñas para hacer presentaciones y espacios más grandes que son útiles para oradores o conversaciones en clase.

Los muebles ligeros en una variedad de formas y tamaños  pueden reorganizarse fácilmente para crear espacios pequeños dentro de un espacio más grande. Las características de los muebles permiten a los estudiantes sentarse de maneras diferentes para que puedan sentirse cómodos. También les da control sobre cómo organizar su propio espacio de aprendizaje.

El proyecto para replantear las bibliotecas tomó lugar durante un tiempo de transición en el cual el Distrito comenzó a tomar más versiones digitales de los libros. Se removieron varias copias impresas de libros que nadie había tomado prestados en años. Muchos otros libros fueron reemplazados con libros electrónicos, aliviando la necesidad de estarlos guardando en los estantes. Las filas antiguas de estantes de 10 pies fueron reemplazadas con estantes más pequeñas que abrieron el espacio y lo hicieron más atractivo y fácil de supervisar. Los estantes más bajos también crearon más espacio horizontal para hacer exhibiciones que llamarían la atención de los niños a los libros que les interesan. Esto también ayuda con la transición del distrito hacia organizar los libros de ficción según género para que los estudiantes pudieran encontrar más fácilmente los libros que ellos disfrutan. El ambiente más alegre y el espacio adicional para exhibiciones hace que las bibliotecas se sientan como una acogedora librería.


Bibliotecas diseñadas con los estudiantes en mente
Schissel dice que los estudiantes reaccionaron de una forma muy profunda cuando vieron la biblioteca renovada. 

“Sabían que estaban en un espacio diseñado para ellos”, dijo Schissel. Continuó explicando que los estudiantes se sienten como si estuvieran en una biblioteca universitaria, lo cual los hace sentirse orgullosos y motivados para cuidar el espacio. 

Las bibliotecas renovadas son lugares en donde los estudiantes eligen estar. En Southern Hills, los estudiantes entran a la biblioteca durante el almuerzo y han pedido que la escuela la abra antes y después de clases. A los estudiantes les gusta hacer actividades como crear diarios artísticos o colorear, pero también toman ventaja de los recursos que la biblioteca ofrece para hacer su trabajo académico. Algunos de estos recursos incluyen el salón de producción de multimedia y el pequeño anfiteatro para practicar presentaciones del Día de la Historia. El taller de la Preparatoria Broomfield tiene ladrillos LEGO que se han usado para apoyar la unidad de planificación urbana, junto con muchos materiales para proyectos que son especialmente beneficiosos para los alumnos que tal vez no los pueden comprar por su cuenta, según Schissel.

Regina Hoskins, maestra bibliotecaria en la Escuela Secundaria Southern Hills, dice que el cambio a las bibliotecas también apoya la transición pedagógica de todo el distrito hacia facultar a los estudiantes para ser líderes de su propia educación.

“Los chicos pueden elegir el tipo de espacio en el que quieren estar, y ese espacio está disponible para ellos. Es emocionante ver cómo se lanzan a trabajar cuando les da esa habilidad de hacer sus propias selecciones”, dice Hoskins.


Un lugar para experiencias significativas
Shoshannah Turgel, la maestra bibliotecaria de Centaurus, dice que esta nueva flexibilidad es algo “enorme” porque da lugar a la creatividad. Esta nueva creatividad se hace aparente en la variedad de eventos que Turgel ha tenido en la biblioteca, como lecturas de poesía, oradores y autores de fuentes primarias, clases de breakdancing y una clase de hip-hop afrocaribeño. En febrero Turgel invitó a la periodista y autora Sonia Nazario para el evento final de la actividad en la que toda la escuela leyó La travesía de Enrique, la historia del viaje que un adolescente emprendió de Honduras para encontrar a su mamá, una inmigrante en los Estados Unidos. 

“Es sumamente importante que los estudiantes se sientan vistos y bienvenidos. Quiero crear experiencias memorables para los estudiantes en su propio espacio”, explicó Turgel.

El primer evento que tuvo lugar en la biblioteca de la Preparatoria Broomfield después de la renovación fue una exhibición itinerante del museo de Anne Frank. El personal del museo entrenó a los estudiantes a ser guías de museo, y más de 800 alumnos asistieron al evento. 

“No pudimos haber hecho esto sin las renovaciones de la biblioteca”, comentó Schissel.

Hoskins dice que la biblioteca renovada de Southern Hills es un lugar en el cual la escuela puede desarrollar una comunidad. Ella proporciona actividades como rompecabezas y cajas de recursos que los estudiantes pueden usar durante su almuerzo u otro periodo libre. Las visitas de la escuela para las inscripciones abiertas comienzan en la biblioteca, en donde a veces también se organizan reuniones comunitarias. En el 2021, después del trágico tiroteo en King Soopers, la biblioteca proporcionó un espacio acogedor y cómodo en donde asesores se reunieron con estudiantes y empleados para ofrecerles apoyo y recuperación. En el otoño del 2020, cuando el aprendizaje presencial fue muy limitado, Schissel trabajó con el personal de la Preparatoria Broomfield para crear una serie de videos semanales, en la que hablaron sobre un libro importante para ellos. Los videos fueron grabados en la biblioteca, y la serie era una manera en que la comunidad se podía conectar los unos con los otros durante un tiempo en el cual no podían estar juntos. La biblioteca también fue el lugar de la Mesa redonda con Ramsey, una conversación regular entre los estudiantes y la directora de la Preparatoria Broomfield, Ginger Ramsey. 

“Estoy tan agradecida por los contribuyentes que crearon este espacio”, comentó Schissel. “No puedo decir ‘gracias’ lo suficiente”.  

 

======

 

Reporte del Bono


En el Valle de Boulder tenemos la fortuna de tener una comunidad que entiende la importancia de los ambientes de aprendizaje y que está comprometida en invertir en esa idea con sus dólares. Desde el 2014, el distrito ha invertido esos dólares para mejorar los ambientes de aprendizaje en cada escuela a través de la construcción del programa Construyendo para el Éxito Estudiantil. Las inversiones de los contribuyentes han creado ambientes de aprendizaje innovadores diseñados para reflejar el mundo moderno al que los estudiantes del BVSD entrarán, y para cultivar las destrezas del siglo 21 que ellos necesitarán para afrontar los retos de su futuro. Los edificios del distrito son más eficientes en el gasto de agua y energía y están preparados para el uso de energía renovable; la nueva infraestructura apoya la electrificación del transporte; y los materiales de los edificios son reciclados, reciclables y durables. Y lo más importante, el BVSD enseña la sostenibilidad con su ejemplo. A través del Programa del Bono, nuestra comunidad ha invertido en la salud y la seguridad de los estudiantes. Los proyectos han impulsado nuestra habilidad para proporcionar comida fresca y cocinada desde cero, una calidad del aire interior mejorada, y proporcionaron más acceso al ejercicio. Las mejoras de seguridad han hecho que nuestros edificios sean más seguros y han ayudado a que los estudiantes y el personal se sientan más protegidos. Nuestros estudiantes más jóvenes han inspirado los espacios de preescolar diseñados especialmente para ellos. Los estudiantes que necesitan un tipo de ambiente de aprendizaje diferente tienen espacios nuevos para satisfacer sus necesidades. De manera consistente escuchamos a los estudiantes y personal hablar sobre cómo los ambientes de aprendizaje son importantes en sus vidas diarias. Ellos aprecian los nuevos acabados, las mejoras en la iluminación, los espacios innovadores, el moderno mobiliario y equipo, y la buena calidad del aire. Más allá del espacio físico, los estudiantes y el personal dicen que significa mucho saber que a su comunidad le importe lo suficiente proporcionar estos espacios para ellos. Nada de esto sería posible sin el apoyo financiero de nuestra comunidad. Aprenda más sobre cómo las inversiones del Programa del Bono de 2014 han mejorado los entornos de aprendizaje para todos los estudiantes en el reporte final, Construido para el Éxito Estudiantil.


 

Recent Stories