Home > Communications > Noticias del BVSD  
El protocolo del BVSD para conmociones cerebrales busca reducir el período de recuperación y regresar a los estudiantes a l

header-Concussion Photo.png


El protocolo del BVSD para conmociones cerebrales busca reducir el período de recuperación y regresar a los estudiantes a la escuela

El Distrito Escolar del Valle de Boulder ha establecido un protocolo para estudiantes que han sufrido lesiones cerebrales traumáticas, incluyendo conmociones cerebrales. El objetivo general es apoyar a los estudiantes mientras que sus cerebros se recuperan y el enfoque es en ayudarlos a regresar cuanto antes a la escuela.

«Las personas no se dan cuenta de que hay cosas que uno puede hacer en la escuela para ayudar a reducir el tiempo de recuperación y ayudar a los estudiantes a lograr mejores resultados físicos y académicos», explicó Kate Fatica, una personal de enfermería adjunta.

Fatica dirige el Equipo de Especialistas en Lesiones Cerebrales de Boulder (BIRT, por su sigla en inglés), que incluye expertos dentro y fuera del distrito, y desarrolló las normas del BVSD para lidiar con conmociones cerebrales de estudiantes. Este recurso ayuda a dirigir a las escuelas durante el tiempo importante después de una lesión cerebral traumática. Proporciona a las escuelas información sobre varias estrategias relevantes, incluyendo qué síntomas pueden presentarse después de que un estudiante se golpee la cabeza en la escuela, los cambios temporales que se pueden efectuar dentro del salón de clases para apoyar a un estudiante lesionado y hasta información acerca de cuándo pueden permitir que los estudiantes regresen a las actividades deportivas, entre otras.

«Primero regresamos a la enseñanza, después tenemos un protocolo para el regreso a las actividades y por último los dejamos regresar al juego», dijo Fatica.


El BVSD anima a los estudiantes a regresar a las clases cuanto antes
Animamos a los estudiantes que han sufrido una lesión cerebral traumática, ya sea en la escuela, en casa o en cualquier otro lugar, a que avisen a la escuela después de buscar atención médica apropiada.

«Todos se recuperan de una conmoción cerebral en maneras diferentes, pero hay cosas que sabemos que ayudan al cerebro a recuperarse más rápidamente», dijo Fatica. «Si uno puede moderar el ritmo de su cerebro y tomarse las cosas con calma durante el día, eso es lo más ideal».

Al hacer algunos cambios al día y el ambiente del estudiante, puede regresar a la escuela.

«La verdad es que estas acomodaciones son similares a las que implementarían los maestros para otros estudiantes en su clase, pero como los efectos de una conmoción cerebral son tan temporales, no hay que crear un plan formal. No se requiere tanta estructura», dijo Fatica. «Si uno entiende los cambios neurometabólicos que están afectando a las células del cerebro después de una conmoción cerebral – están gastando un montón de energía solo para hacer las cosas normales que haría uno todos los días. Cuando se fatigan las células cerebrales, ahí es cuando uno ve los síntomas. Para usted podría ser un dolor de cabeza y yo me podría sentir mareada, pero en ambos casos se debe a que las células cerebrales están tratando de hacer demasiado. Cuando esto pasa, tenemos que tomar las cosas más despacio».

En el pasado, los estudiantes a menudo se quedaban más tiempo en casa, pero los estudios y las observaciones más recientes han demostrado que regresar más pronto a la escuela es mejor para la recuperación física y psicológica del estudiante.

«Si uno descansa demasiado el cerebro, como cuando se sienta en un cuarto oscuro, eso también se ha demostrado que retrasa la recuperación. Es igual que ejercitar los músculos. Si uno no usa los músculos, se desgastan. No hay que apagar por completo el cerebro tampoco. Uno quiere reintegrarse, pero hay que hacerlo de una manera equilibrada», dice Fatica. «Tampoco queremos aislar por completo al estudiante. Si uno lo considera desde la perspectiva del estudiante, especialmente un atleta que ya se ha tenido que separar del departe, de repente también se encuentra aislado de todas estas otras actividades que hacen normalmente. Realmente puede impactar la manera en que lidian con la situación, especialmente a un nivel socioemocional».

El distrito también ofrece apoyos adicionales cuando los estudiantes tienen lesiones más complejos o de larga duración. El equipo BrainSTEPS, un equipo multidisciplinario que incluye terapia del habla y lenguaje, terapia ocupacional, terapia física, un psicólogo escolar, enfermeros escolares y expertos en la educación especial/504, trabaja de cerca con las escuelas.

«Asignamos a uno de los miembros de nuestro equipo al caso. Tratamos de elegir a los miembros más apropiados del equipo de manera que si sabemos que hay algo que está causando problemas para el equilibrio, mandaremos a un terapeuta físico para asesorar el caso», dijo Fatica. «Uno de los miembros de nuestro equipo repasa el caso con la escuela, consulta con ellos y reúne más información. Después, traemos la información al equipo y lo vemos juntos, lo revisamos y generamos ideas acerca de lo que podría ayudarlos». 


El protocolo ha sido revolucionario
Los protocolos han creado consistencia y apoyos adicionales para las escuelas y las familias que están luchando por superar estas lesiones.

«La razón por la que hemos escrito las normas de esta manera es que estamos tratando de empoderar a las escuelas para que puedan ayudar a esto niños a regresar cuanto antes a las clases. No es normal para un niño quedarse en casa y no estar activo», dijo la Dra. Sherrie Ballantine, miembro del BIRT del BVSD y una médica para el departamento de medicina deportiva de CU.

«Lo que estamos tratando de hacer entender a los padres es que está bien que su estudiante esté en la escuela con una conmoción cerebral. Queremos ayudarlos a controlar su ritmo durante el día para que puedan terminar el día de clases con éxito. Pueden quedarse al tanto de su trabajo», agregó Stephanie Faren, la directora de Servicios de Salud del BVSD. «Si los padres dejan a los estudiantes en casa por mucho tiempo, pueden desarrollar deseos de evitar a la escuela. Se hace mucho más difícil regresar a clases y volverse a ajustar a la rutina y los horarios. Por otra parte, algunos de nuestros estudiantes de más alto desempeño no pueden tomarse las cosas más despacio o trabajar menos porque sienten que afectará la posibilidad de ser aceptados a la universidad.  En cualquier caso, los estudiantes se pueden atrasar y sentirse abrumados porque no se toman el tiempo necesario para recuperarse o no se mantienen motivados. De ahí pueden sufrir de ansiedad y depresión. Estos problemas pueden empeorar y durar más tiempo que la conmoción cerebral.  Pueden causar problemas de larga duración para algunos estudiantes».  

«Ha sido increíble. La mayoría de las familias dicen que hubieran deseado saber esto antes», dijo Ballantine. «Queremos que todos sepan que este protocolo para las conmociones cerebrales existe y que es muy progresivo. No hay muchos lugares que tienen algo similar», dijo la Dra. Ballantine. «Ha sido transformativo para las familias con las que trabajo y las del distrito. Ha sido increíble para mi, profesionalmente, ver cómo mis habilidades se pueden usar para ayudar a los estudiantes del Distrito Escolar del Valle de Boulder y mejorar su calidad de vida».