Home > Communications > Noticias del BVSD  
Los fondos de los bono
Centaurus learning space

Los fondos de los bonos apoyan el aprendizaje de los estudiantes de manera directa e indirecta


Cafeterías acogedoras. Espacios para la innovación. Ampliación de aulas de preescolar y kindergarten. Escuelas con aire acondicionado para aprender durante el verano. Estas son algunas de las maneras en las que el programa Construimos para el Éxito de los Estudiantes, financiado mediante los bonos, apoya en nuestras escuelas el aprendizaje de los alumnos.


«BVSD añadió a los bonos la construcción de aulas de preescolar de manera que las escuelas estuvieran preparadas para el momento en que el Estado de Colorado asignara fondos adicionales para aulas de kindergarten de jornada completa y expandiera el preescolar dentro del Programa de Preescolar de Colorado», explica Kim Bloemen, directora de Educación de Primera Infancia. «Por ejemplo, añadimos programas de preescolar en Meadowlark y Eldorado una vez el espacio y los recursos financieros estuvieron disponibles en las escuelas».  


Bloemen señala que la meta es crear comunidades educativas de preescolar a 5o en las que los niños de preescolar inicien su trayectoria educativa en la escuela del barrio o en la que elijan.  


«Añadir aire acondicionado ha cambiado completamente la experiencia educativa del verano, tanto para los niños como para los educadores», dice Robbyn Fernandez, superintendente adjunta de Liderazgo Escolar en Escuelas Primarias. «Antes de tener aire acondicionado, esas escuelas eran muy incómodas en verano». Alicia Sanchez International, Escuela Bilingüe Pioneer y Birch Elementary son algunas de las escuelas en las que se ha instalado aire acondicionado.


La renovación de las cafeterías con mobiliario e iluminación nuevos ha ampliado el uso que hacen los estudiantes de estos espacios. Además de lugares para comer, se han convertido en entornos donde los alumnos estudian durante el día.


«Las cafeterías renovadas con luz natural y vistas (y a menudo acceso) al exterior proporcionan una experiencia culinaria más agradable que la ofrecida por las cafeterías antiguas hechas de bloques de cemento», apunta Ann Cooper, directora del Proyecto de Comidas Escolares. «Este ambiente agradable fomenta en la mesa la socialización y el sentido de familia, y ofrece una pausa y un intervalo para recuperar fuerzas que hace que los estudiantes puedan sentirse más listos para aprender».


«Los estudiantes usan la cafetería a todas horas. Los chicos se quedan en la escuela ahora», señala Dan Ryan, director de Centaurus. «Los nuevos asientos son mejores para conversar. Los estudiantes trabajan juntos y se relacionan entre ellos. La cafetería se ha convertido en el corazón de la escuela».


Una de las maneras más importantes en que los dólares de los bonos se están usando es apoyando el aprendizaje de los estudiantes a traves de proyectos de innovación que persiguen ayudar a los maestros a transformar la manera en la que enseñan. Mediante los Principios Guía para la Innovación de BVSD, cada escuela crea un plan para un Proyecto de Innovación que describe qué clase de enseñanza y aprendizaje desean ver y una idea del tipo de espacio que los fomenta y apoya. Algunos de los proyectos que hemos visto incluyen talleres, mediatecas, estudios de video, aulas al aire libre, mobiliarios renovados y laboratorios de colaboración. Lea un poco más sobre estos trabajos en el ejemplar de mayo de Al Punto.


Puede encontrar más detalles sobre estos proyectos y otras mejoras relacionadas con los bonos realizadas en las escuelas de BVSD en la página web Construimos para el Éxito de los Estudiantes.