Home > Communications > Noticias del BVSD  
Ocho cosas simples que pueden hacer para animar a sus hijos a comer más sano

girls-eating-food-coloradoproud.png


Ocho cosas simples que pueden hacer para animar a sus hijos a comer más sano

Las decisiones que tomamos en cuanto a lo que comemos todos los días puede tener un gran impacto en nuestra salud, al igual que en el ambiente y la economía. El Proyecto de Alimentación Escolar del BVSD está trabajando para enseñarles a nuestros estudiantes y padres el efecto que nuestra comida tiene en el panorama general y animarles a escoger comida que es beneficiosa para las tres cosas.
Es particularmente importante enseñar este concepto a nuestros hijos cuanto antes para que estén preparados cuando comiencen a tener más control sobre lo que comen y la responsabilidad de sus decisiones. Los adolescentes y pre-adolescentes, por ejemplo, tienden a priorizar la conveniencia, el sabor, el precio y la influencia de sus compañeros cuando deciden qué comer. Entonces, ¿cómo pueden ayudarlos a estar más conscientes de su comida y observar la relación entre la comida saludable y una vida sana?  

  • Sean modelos de comer saludable durante las cenas familiares e incluyan a los niños en la cocina y cuando compran comida saludable.
  • Tengan alimentos saludables a la mano para que la comida sana sea más conveniente. Mejor aún, tengan la comida preparada para situaciones imprevistas cuando hay que salir con rapidez. (Es mucho más probable que se coma una sandía que ya haya sido cortada en trozos que una que todavía está entera en la nevera).
  • Hablen con los niños acerca de por qué es importante, para ellos, ser saludables. Quizá están contando los días que faltan para un paseo escolar o tal vez tienen una prueba para formar parte de un equipo deportivo.
  • Ayuden a sus hijos a observar la diferencia entre cómo se sienten después de comer alimentos saludables (con energía) en comparación con alimentos no saludables (cansados).
  • Dirijan a sus hijos a tomar nota de la razón por la que están comiendo: ¿Tengo hambre, o estoy aburrido, estresado, cansado o molesto?
  • Expliquen por qué la comida rápida pueda ser apetitosa – es fácil, está diseñada para ser sabrosa – pero contiene ingredientes de baja calidad cuya intención no es ser saludable, si no aumentar el dinero que ganan las empresas. No comprarían gasolina para su carro que lo hace funcionar peor e ir más lento, entonces, ¿por qué lo harían con su comida?
  • Observe el número de envoltorios que se usan para la comida procesada y el impacto que eso puede tener en el ambiente.
  • Apunten a las granjas locales cuando están manejando con sus hijos y expliquen por qué es importante apoyar a los agricultores locales.

Comer más sano no solo se trata de las calorías
Muchas personas solo se fijan en el número de calorías cuando deciden qué comer, pero es importante saber que hay otras cosas que hay que tomar en cuenta.

HOTMDemonstrationCOProud.png
Una caloría es una unidad que usamos para medir la cantidad de energía que diferentes alimentos imparten a nuestro cuerpo. Es importante entender este concepto porque, aunque debemos poner atención al número de calorías (energía) que estamos consumiendo, es igual de importante asegurarnos que esas calorías vienen de alimentos que nos proporcionan cantidades adecuadas de grasa, carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Claro, si están tratando de perder unas libras, pueden comenzar con el número de calorías que están consumiendo. Pero, ¿qué pasa con todos los otros macro- y micro-nutrientes que acompañan a las calorías? ¡Son tan importantes como las calorías! 

Muchos profesionales de la nutrición clasifican a la comida en dos categorías: rica en calorías y rica en nutrientes, y algunos alimentos caen en ambas. Las comidas ricas en calorías normalmente son aquellas como las bebidas gaseosas, los dulces y pasteles que contienen muchas calorías y pocas nutrientes. Las comidas ricas en nutrientes, por otra parte, contienen menos calorías pero nos dan una cantidad enorme de nutrientes. Algunos ejemplos son frutas, vegetales, carnes desgrasadas, los lácteos y los productos de grano entero.
Para estar seguros que los alimentos que están consumiendo están llenos de todos los nutrientes que necesitan, a continuación están unas reglas fáciles de recordar:
  • Coman muchas frutas y verduras. Tienen un montón de las vitaminas y minerales que necesitamos, ¡así que traten de incorporarlos en todas sus comidas!
  • Lea la etiqueta de nutrición. Si algo contiene 350 calorías pero no tiene más nutrientes, entonces tal vez sería mejor evitarlo.
  • Las nueces y semillas son un gran ejemplo de alimentos altos en calorías, pero también ricos en nutrientes,  ¡por lo cual son una excelente fuente de nutrientes!