Home > Communications > Noticias del BVSD  
estudiantes-muestran-su-compasion

Students share causes that matter to them during the Douglass Kids Care Expo

Los estudiantes del Valle de Boulder muestran su compasión esta temporada festiva


No es raro ver a los estudiantes y el personal del Distrito Escolar del Valle de Boulder colectando comida, ropa y juguetes para familias necesidades durante el año escolar. Sin embargo, durante la temporada festiva, los donativos aumentan aún más, lo cual ejemplifica la compasión de nuestras comunidades y el espíritu de la temporada.


IMG_0026.JPG


Después del Día de Acción de Gracias, los estudiantes de la Escuela primaria Douglass iniciaron un proyecto filantrópico. Un total de 35 estudiantes crearon exposiciones y compartieron sus causas favoritas durante el Kids Care Expo (un evento para mostrar la compasión de los estudiantes) el 29 de noviembre.


"Me siento tan orgulloso de la participación. No sabíamos qué esperar. No sabíamos si iban a asistir más de uno o dos estudiantes con sus proyectos. Definitivamente no anticipé la gran cantidad de proyectos excelentes», dijo Jon Wolfer, director de la Escuela primaria Douglass. «Estoy muy orgulloso de los chicos y de su habilidad para demostrar sus pasiones y expresar las necesidades de organizaciones comunitarias, globales y todas las demás».


IMG_1718 2.JPG

Los estudiantes podían escoger cualquier organización sin fines de lucro. Algunos escogieron organizaciones locales, como las que ayudan a la comunidad indigente de Boulder. Otros eligieron iniciativas nacionales e internacionales. El evento, además de promover la conciencia, también recaudó fondos para las organizaciones.


«Hasta había un frasco de donativos y tenía más de $1.000 al final de la noche», compartió Wolfer. «Dividimos los donativos entre todas las organizaciones benéficas».


Pero lo que más enorgullece a Wolfer es lo que los estudiantes aprendieron de la generosidad gracias al evento.


«Esto ha realzado el espíritu de generosidad que queremos promover en Douglass», dijo Wolfer. «Es excelente que los estudiantes pudieron recibir este mensaje justo después del Día de Acción de Gracias y al comienzo de la temporada festiva».


Al otro lado de la ciudad, en Meadowlark en Erie, la lección es la misma, pese a que el proyecto es un poco diferente. Este es el segundo año que los estudiantes ayudaron a reunir regalos para familias que no tienen suficiente dinero para comprar regalos durante esta temporada festiva, a través de Gift of Giving (el don de donar).


«Les enseña compasión por los demás usando la empatía y el aprendizaje y que todos somos mejores cuando trabajamos juntos. Se combina muy bien con nuestro trabajo social y emocional y el aprendizaje basado en proyectos», explicó Maria Rodero, la persona de enlaces comunitarios de preescolar en la Escuela Meadowlark.


2018 Season of Giving Communication.jpg

En la escuela, que tiene un enfoque en el aprendizaje basado en proyectos, no es sorprendente escuchar quién está detrás de la iniciativa.


«Los estudiantes tomaron cargo», dijo Rodero. «Los estudiantes hicieron los carteles y se ofrecieron para ayudar a organizar los paquetes, envolver los regalos, y cualquier otra cosa».

A Rodero y al equipo de Meadowlark se les ocurrió la idea el otoño pasado, poco después de que se abrió la escuela. Reconocieron que algunas de las familias en las escuelas estaban teniendo dificultades.


«Primero nos dimos cuenta que teníamos algunas necesidades que no habíamos anticipado y nos dedicamos a crear un sistema en línea para hacer donativos, muy similar a otros programas humanitarios», dijo Rodero. «Las dificultades, ya sean de salud física, el desempleo o de problemas emocionales, a veces se pueden magnificar durante esta época del año. Sin importar el caso, es muy valioso tener ese contacto».


Este año, la lista incluyó 100 cosas que pidieron algunas familias anónimas menos afortunadas – y ya se compraron casi todas.


«La reacción ha sido abrumadora», dijo Rodero. «Cumplimos con casi el 90 por ciento de los pedidos en los primeros tres días. Es increíble la cantidad de personas que querían ayudar».


El personal dice que las familias recipientes están extremadamente agradecidas de la generosidad de la comunidad.


«Ha sido una experiencia asombrosa. Ha sido maravilloso tomar una parte en esto», dijo Rodero. «Es una de las partes más gratificantes del trabajo que hago. Tenemos la oportunidad de satisfacer las necesidades de nuestras familias. Eso es enorme».