Home > Communications > Noticias del BVSD  
forjando-relaciones-inclusivo-seguro

casey-handshake-header.png

Forjando relaciones para crear un ambiente más inclusivo y seguro


«Es mi esperanza que en el futuro, cada niño se sentirá tan incluido como todos los demás», dijo Karen Meyers, una madre en el BVSD, durante la reciente Cumbre de equidad, un evento en el que miembros de la comunidad hablaron de asuntos relacionados con la equidad en el BVSD.  «No deberían sentir que están en una categoría especial y que todos, como individuos, son incluidos y aceptados».

El aprendizaje socioemocional (SEL, por sus siglas en inglés) es una de las prioridades más altas del distrito este año, y las escuelas están emocionadas.

«Las escuelas se dedicaron a esta prioridad al instante. Muchas han estado implementando programas de SEL por mucho tiempo, pero les emociona que el distrito lo ha priorizado este año», dijo Maia Jourgensen, directora de Servicios para estudiantes dotados y Sistemas de apoyo de múltiples niveles (MTSS, por sus siglas en inglés).

Al final del año escolar 2017-18, las escuelas realizaron visitas para evaluar elementos de la cultura y el estado de ánimo en el edificio, basado en una lista de características relevantes predeterminadas. Este año las escuelas analizaron la información y seleccionaron áreas de enfoque basadas en esas visitas. La necesidad clave que identificaron en todas las áreas es forjar relaciones.

«Forjar relaciones es realmente clave para ayudar a los estudiantes a sentirse seguros y cómodos en el ambiente escolar», resaltó Jourgensen.

Para ayudar a desarrollar relaciones durante la transición difícil a la escuela secundaria, la escuela secundaria Broomfield Heights ha iniciado un programa de apoyo de adultos.

«En la escuela primaria, los estudiantes (y padres) tienen un solo punto de contacto en la escuela – el maestro del salón de clases. Eso desaparece a nivel de secundaria. Queremos asignar a un adulto para cada estudiante, que los puede ayudar a navegar esa transición», dijo Chris Meyer, director de la escuela secundaria Broomfield Heights.

Los estudiantes se reúnen con los adultos durante tiempos predeterminados de apoyo. Durante estas reuniones temáticas, los estudiantes y los adultos hablan de cosas que pueden incluir la determinación, el respeto, cómo controlar el estrés o cualquier otra necesidad del estudiante. Aunque la escuela tiene consejeros, este programa de apoyo permite crear conexiones más personales, ya que cada adulto es asignado a entre 14 y 16 estudiantes.

«La reacción de los padres y estudiantes has sido muy positiva hasta ahora. Es sumamente importante, especialmente a nivel de secundaria, que los estudiantes tengan un adulto de confianza con el que pueden hablar, y eso es nuestro objetivo con este programa», resaltó Meyer.

La escuela preparatoria Boulder ha iniciado un programa similar que se enfoca más en los estudiantes con dificultades.

«El año pasado fue cuando realmente comenzamos a ver los datos», dijo la subdirectora de la preparatoria Boulder, Kristen Lewis. «Estábamos siguiendo a los estudiantes que estaban reprobando dos clases o más, preguntándonos ‘¿qué más podemos hacer para ayudar a estos estudiantes?’ y también, ¿en qué estrategias eficaces que ya tenemos nos podemos apoyar?»

Lewis comparte que uno de los maestros en el equipo del Sistema de apoyo de múltiples niveles (MTSS) (un equipo dedicado a dar apoyos a los estudiantes de forma regular) habló acerca de un estudiante en su grupo y de cómo el maestro tomaba tiempo durante sus horas de planeación para reunirse con el estudiante, revisar su tarea, estudiar durante el almuerzo y otras cosas que iban más allá de sus responsabilidades.

«Esa relación singular con ese maestro efectuó un cambio en la trayectoria escolar de ese estudiante», dice Lewis.

Y así comenzó el nuevo y emocionante programa de guía y orientación en la preparatoria Boulder este año. En apenas seis semanas ya se han inscrito 100 de los 120 empleados escolares.

«Esto tiene que suceder naturalmente», dijo Lewis. «No puede ser obligatorio o suceder de mala gana. El objetivo es ser un adulto de confianza. Todos los niños deberían tener un adulto de confianza.»

Lewis dijo que descargará los datos de los estudiantes con dos o más calificaciones de F para revisar su progreso, al igual que evaluar a los adultos para ver cómo han avanzado y lo que está funcionando.

La colección y el análisis de los datos estudiantiles también es una alta prioridad para el distrito y, con relación al SEL, ha causado el regreso de la encuesta del estado de ánimo escolar, que todos los estudiantes tomarán comenzando a finales de octubre.

«Es muy importante recibir comentarios directamente de los estudiantes acerca del estado de ánimo en sus escuelas. Una pregunta crítica para la seguridad es: ‘¿tienes a un adulto con el que puedes hablar? ¿Te están intimidando en la escuela, estás teniendo problemas?’ Esta encuesta ayudará a contestar esas preguntas», espera Jourgensen.

El BVSD, con el apoyo del Consejo, también ha tomado una parte clave en apoyar a las necesidades emocionales de los estudiantes con la creación de un programa de consejeros para las escuelas primarias, compuesto por 10 consejeros de tiempo completo que se contrataron el año pasado y otros 10.5 que se contrataron este año. La esperanza es de seguir expandiendo el programa el año siguiente también.

«Nuestro objetivo final es proporcionar a cada edificio un programa comprensivo de consejeros para escuelas primarias», dijo Tamara Lawrence, directora de Servicios al estudiante del BVSD.

«Los consejeros escolares están trabajando con cada edificio para determinar las necesidades de su comunidad y apoyando a los edificios con lecciones en grupos pequeños, enseñando el plan de estudios de SEL y apoyando a los maestros y equipos con el SEL y las necesidades de los estudiantes».

«Es excelente que el SEL es una prioridad tan alta para el distrito este año y que apoyará y realzará el trabajo que ya ha comenzado en las escuelas a todo nivel», dijo Jourgensen. «Forjar relaciones es una parte crucial para garantizar la seguridad de los estudiantes y su bienestar emocional».