Home > Communications > Noticias del BVSD  
tecnologia-y-estudiantes

Un gran poder digital conlleva una gran responsabilidad


BOULDER - Nadie puede negar que la tecnología ha revolucionado la educación. Ahora que las escuelas disponen de herramientas poderosas y dinámicas que proporcionan acceso instantáneo a bibliotecas informativas, la habilidad de crear videos de calidad profesional y hasta la oportunidad de hablar con expertos que se encuentran al otro lado del mundo, las oportunidades para el aprendizaje son interminables.


Sin embargo, como dijo Winston Churchill, «un gran poder conlleva una gran responsabilidad».


El Distrito Escolar del Valle de Boulder entiende los beneficios y los desafíos que acompañan a la tecnología. El BVSD toma extremadamente en serio la responsabilidad que tiene hacia la seguridad de los estudiantes. El Departamento de tecnología educativa del distrito está trabajando con maestros, estudiantes y familias para implementar estrategias para garantizar que nuestros niños tengan un nivel apropiado de acceso, entrenamiento y apoyo.


«Queremos que nuestros estudiantes se desarrollen en este mundo de conexiones digitales y que tengan acceso a todas esas oportunidades. A la misma vez, tenemos que hablar de los posibles conflictos que puedan surgir de ese acceso», dijo Kelly Sain, directora de la Tecnología educativa en el BVSD.


Los estudiantes están creciendo en un mundo digital

Los estudiantes que están ahora en nuestras escuelas crecieron en un mundo en el que la tecnología ha tenido una presencia constante y como resultado, no solo se sienten cómodos usando la tecnología, sino también prefieren usarlo para hacer cosas simples como leer, tomar notas y estudiar temas.


«Dicen que, para ellos, el aprendizaje sucede a cualquier hora y en cualquier lugar», dijo Sain. «Nos dicen, ‘[con estas herramientas] puedo tener acceso cuando quiera y puedo investigar con más detalle cuando sea necesario. Cuando estudio un tema, puedo usar el internet y, con las conexiones que se presentan, investigar y aprender mucho más profundamente de lo que sería posible usando un libro de texto u otro medio».


Tomando en cuenta la presencia de la tecnología, los educadores están buscando un equilibrio adecuado entre el acceso y la seguridad.


«Quiero asegurarme que la escuela sea motivadora y relevante», dijo Sain. «Si no usamos las herramientas de nuestra era, nuestros estudiantes no tendrán éxito. Tenemos que encontrar cómo hacer que la educación tenga motivación y relevancia para ellos, a la misma vez que mantengamos el equilibrio con la seguridad y la protección».


Sain agregó que «la tecnología no se presenta de manera que uno dice ‘voy a ir al laboratorio de computadoras porque toca usar la tecnología’. Más bien, es una herramienta valorada que los niños necesitan usar cuando sea apropiado. Para nosotros, la tecnología es una herramienta de las muchas que están disponibles para los estudiantes. Si la necesitan, queremos asegurarnos que tengan acceso, y que la puedan usar cuando sea necesario. Y entonces, cuando ya no la necesitan, la pueden guardar».



La educación cívica digital se enseña de kindergarten hasta la graduación en el BVSD

En cada grado, el BVSD enseña a los estudiantes de la Educación cívica digital, definida por Common Sense Media como la habilidad de «pensar críticamente, portarse de manera segura y participar con responsabilidad en nuestro mundo digital».


El BVSD quiere que todos los estudiantes puedan usar la tecnología de manera segura y apropiada, entender cómo los afecta a ellos mismos y a los demás y participar con confianza y consideración. Todos los planes de estudio y las estrategias están dictadas por los estándares creados por la Sociedad internacional para la tecnología en la educación (JSTE, por sus siglas en inglés).


«Hemos incluido la Educación cívica digital en nuestro plan de estudios por mucho tiempo, y forma parte de los Estándares académicos de Colorado», dijo Sain. «Una de las cosas nuevas que hicimos este año es determinar el alcance y la secuencia para este plan de estudios».


«Entonces, cuando hablamos de la seguridad y protección en línea de nuestros estudiantes, ¿cómo se aplica a un estudiante de primer grado o un estudiante de décimo grado?», preguntó Ming Scheid, especialista en Tecnología educativa del BVSD.


Desde el comienzo, los estudiantes aprenden cómo usar herramientas tecnológicas en una manera segura bajo supervisión adulta, incluyendo cómo mantener su información privada y protegida en línea y cómo reportar contenido inapropiado o situaciones sospechosas.


De ahí, los maestros incluyen lecciones basadas en situaciones que los estudiantes posiblemente puedan enfrentar. Por ejemplo, los estudiantes aprenderán de las leyes de derechos de autor cuando crean contenido.


«Sabemos que la Educación cívica digital no es un proceso de ‘una vez y listo’», dijo Sain. «Cuando surge una situación, es la oportunidad perfecta de hablar acerca de cómo lidiar con ella y lo que usted debe hacer como un estudiante».


Mientras los estudiantes crecen, tienen la oportunidad de tomar más de la responsabilidad. Es un sistema dividido en pasos, como cuando uno aprende a conducir. Los conductores jóvenes empiezan con un permiso de aprendizaje y la presencia de un adulto en el automóvil, y durante seis meses después, pueden conducir sin tener a nadie más en el auto. Finalmente, pasan a conducir sin restricciones.


El objetivo de la Educación cívica digital es garantizar que los estudiantes puedan aplicar todas las lecciones que aprendieron a su vida fuera de la escuela.


«De acuerdo con las normas comunes de enseñanza, aplicamos el nivel de responsabilidad que nuestros estudiantes necesitan para ser exitosos», explicó Scheid. «Pienso en mi tiempo como maestra cuando hablo de entregar de manera gradual la responsabilidad. En el comienzo, reciben mucha protección. Les impongo muchos límites. Los guío. Los ayudo a hacer todo. La próxima vez lo hago un poco menos y un poco menos».
 

«No solo estamos pensando en cómo enseñar a los estudiantes a mantener su información segura y privada, sino también estamos pidiendo que todas las personas en el BVSD que trabajan con información estudiantil se capaciten», agregó Sain.


Antes del final de este año calendario, cada empleado del BVSD que tiene acceso a información estudiantil debe tomar la clase de seguridad informática.


Colaboración con los padres

La Educación cívica digital requiere de la participación continua de la comunidad entera, con el fin de que los niños crezcan y estén preparados para una vida cívica y digital exitosa y activa.


«Esto es una colaboración. Hay muchos participantes. Hay responsabilidad propia [del estudiante]. Hay maestros y líderes. Y nuestros padres también tienen que tomar parte en la conversación», dijo Sain. «Hemos creado algunas oportunidades dentro de nuestro programa de participación de padres para facilitar esas conversaciones con ellos».


Al inicio, muchas de las oportunidades para involucrar a los padres se crearon como parte del programa 1:Web del BVSD, pero este año el equipo EdTech ha creado el programa Presentaciones P.E.P. (Programa de participación de los padres), eventos que tratan de proporcionar a las escuelas, familias y comunidad del BVSD oportunidades de aprender, compartir y hablar de cómo apoyar a los niños en un mundo digital.


«Son oportunidades para los padres de reunirse con otros padres y hablar de cuestiones de tecnología que están presentes en nuestras comunidades», dijo Scheid. «El mes pasado, la conversación se trató de cómo lidiar con las distracciones digitales. Este mes es la intimidación cibernética. El próximo mes hablaremos de acuerdos familiares sobre el uso de los medios de comunicación y los aparatos digitales y cómo enseñar a los niños a supervisar su propio tiempo».


«Estamos intentando crear un ambiente en el que está bien aprender junto a sus hijos. Está bien decir ‘No tengo todas las respuestas – pero por lo menos sé a dónde ir para conseguir apoyo’», agregó Scheid.


El fin de semana pasado, El BVSD organizó, junto con Common Sense Media y Ed Sense, un Simposio para la educación cívica digital en el que los padres y educadores pudieron escuchar presentaciones directamente de expertos acerca de estos temas importantes.


«Pudimos trabajar con Common Sense Media, una organización sin fines de lucro muy conocida en el mundo que habla de las diferentes maneras de proteger sus rastros digitales», dijo Sain.


El BVSD está probando herramientas adicionales

No hay una herramienta o estrategia singular que pueda garantizar la seguridad de los estudiantes en línea, y es por eso que el BVSD emplea estrategias de seguridad divididas en múltiples niveles. Cuando se trata de la tecnología, además de aplicar la supervisión tradicional de los maestros, también usamos un sistema de filtración que bloquea páginas y contenido en línea que no son apropiados para estudiantes entre kindergarten y el 12.o grado. El distrito también está probando software que permitirá a los educadores supervisar lo que los estudiantes hacen cuando usan sus aparatos digitales.


«No hay una solución mágica», dijo Scheid. «Esta es una manera de permitir que los maestros supervisen lo que pasa en el salón de clases».


Cuatro escuelas están participando en el piloto, que está evaluando dos soluciones posibles de software.


Al proporcionar las herramientas, supervisión, enseñanza y apoyo adecuado, el BVSD cree que juntos, nosotros como una comunidad, podemos garantizar que los estudiantes tengan acceso seguro a las oportunidades que brinda la tecnología.