Home > Communications > Noticias del BVSD  
walk-through-time-ryan



A Walk Through Time enseña a los estudiantes y a la comunidad de la escuela primaria Ryan sobre la esclavitud


LAFAYETTE - El día 3 de mayo, avanzada la tarde, andar por los corredores de la escuela Ryan Elementary STEAM es como hacer un viaje hacia al pasado. A medida que uno recorre los pasillos se ve transportado a la época de las colonias, cuando la esclavitud era una parte integral de la industria de las Américas.


«El gimnasio va a ser África occidental, el pasillo será el pasaje intermedio —como el barco—, y la biblioteca será el coronel América, donde tenían que hacer el trabajo y las tareas», explica Cate Keenan, estudiante de quinto de Ryan.


Durante el evento, la escuela estuvo a rebosar de padres y allegados.


«Hemos contado con una asistencia espectacular. Todos los niños estaban aquí, sus familias vinieron. Miembros de la comunidad de Ryan acudieron», cuenta Molly Hayes, una maestra de la escuela. «Creo que la gente está entusiasmada con el hecho de que abordemos este tema tan duro, de que niños de 10 y 11 [años] sean capaces de pensar sobre… esta época de la historia de manera crítica y entender de verdad por qué nuestro país es como es hoy en día».


Este es el segundo año que los estudiantes de quinto de Ryan aprenden sobre el comercio atlántico de esclavos a través de lecciones elaboradas por maestros de AT LAST del Distrito Escolar del Valle de Boulder y el apoyo de Impact on Education.


Peter Wood, exprofesor de Duke University que trabaja como voluntario en el programa AT LAST, explica que el significado de las siglas «es Alliance for Teaching the Legacies of the Atlantic Slave Trade», algo así como alianza para la educación sobre el legado del comercio atlántico de esclavos. «Fue el resultado de un pequeño grupo de maestros que se juntaron y pensaron que no había suficiente material preparado y de calidad sobre historia afroamericana en el currículum, a pesar de que se exige en las directrices para la enseñanza de Colorado».


A lo largo del año, los estudiantes aprenden sobre historia de la esclavitud, explorándolo todo, desde los motivos económicos y sociales de su razón de ser hasta las experiencias brutales sufridas por los esclavos.


«Quería saber qué es lo que se siente atrapado en la parte de abajo de un barco, viendo el mar por primera vez y llegando a una tierra nueva», comenta Niema Iarussi, una estudiante de quinto de Ryan. «Creo que fue algo fue muy fuerte. Quiero decir, ellos nunca habían salido de casa, los separaron de sus familias y sus hogares. Yo me habría asustado un poco, si eso me hubiera pasado a mí».


«Muchos de estos niños no habían oído apenas nada sobre esta época. Si le hablo con franqueza, aprender sobre las realidades y la brutalidad que tuvieron que soportar estos 12.5 millones de personas que fueron esclavizadas ha sido algo que los ha conmocionado y disgustado», dice Hayes.


Durante la velada, los estudiantes comparten narraciones escritas por ellos desde la perspectiva de los esclavos africanos.


«Usan todos los conocimientos adquiridos en clase, el trabajo de investigación que hemos hecho, el debate en el que participan para entender la dura realidad y las duras opciones a las que se enfrentaron. Emplean todas estas cosas con el fin de esbozar y escribir una narración y crear un personaje y, en esencia, dar voz a los sin voz», explica Hayes.


«Yo voy a leer mi narración. Se titula Afua, que es el nombre de mi protagonista», dice Iarussi. «Ella está jugando en la pradera, entre las hierbas que se mecen. Su madre le ha dicho que no se aleje demasiado. Pero ella lo hace y es capturada».


El día de la velada, algunas partes de la escuela aparecen decoradas con manualidades hechas por los niños, inspiradas en la cultura del África occidental. Días antes del evento, los estudiantes han tenido la oportunidad de aprender a hacer prendas de kente, shekeres y cestas. También han aprendido mucho sobre los bailes, la percusión y las comidas tradicionales de la región, compartiéndolo con los asistentes dicho jueves al atardecer.


La meta de todo este esfuerzo es capacitar a los estudiantes para que hagan frente a las consecuencias que todavía perduran del comercio atlántico de esclavos, entre ellas, sus persistentes efectos en las relaciones interraciales; por no hablar de eliminar la esclavitud, que continúa presente en otras partes del mundo.


«Queremos educar a los niños de modo que deseen salir al mundo y convertirlo en un lugar mejor. Esta es una época de la historia perfecta para aprender, y así no cometer los mismos errores que en el pasado; de manera que puedan salir y abogar por lo que ellos creen, y que sepan enfrentarse a las injusticias sociales que vean en el mundo», dice Hayes. «Cuando me incorporé a esta profesión, creo que mi máxima prioridad era lograr un cambio. Estoy convencida de que mediante este proyecto los estudiantes progresan como individuos y que los estamos inspirando para que salgan al mundo y lo cambien y sean una fuerza positiva».


El currículum correspondiente a AT LAST se enseña en estos momentos en Ryan Elementary, Aspen Creek K-8, Nevin Platt Middle y Boulder High School. Si desea saber más, diríjase al sitio web de Impact on Education.